sin ciencia no hay futuro

Perú: detienen a 17 personas involucradas en red de lavado de madera conocida como ‘Los hostiles de la Amazonía’

En un megaoperativo realizado por primera vez en Madre de Dios se capturó a dos ex gerentes forestales y otros funcionarios del gobierno regional, así como policías y agentes de la Sunat.

Publicado: 2020-08-26

(Mongabay Latam / Yvette Sierra Praeli)

La madrugada del martes 25 de agosto se puso en marcha un megaoperativo en la región de Madre de Dios, en la Amazonía de Perú, para capturar a los integrantes de una red criminal que involucra a funcionarios del sector forestal en el tráfico de madera.

Fueron 180 policías de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (DIVIAC) y 25 representantes de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Madre de Dios los encargados del allanamiento de 21 inmuebles y la detención de 17 personas involucradas en esta red dedicada al lavado de madera.

La Policía y la Fiscalía detuvieron a 17 personas que formaban parte de una red criminal dedicada al tráfico de madera. Foto: DIVIAC.

La organización criminal denominada Los hostiles de la Amazonía tenía entre sus integrantes al ex gerente regional Forestal y de Fauna Silvestre, Robert Richard Nishida Añez y a Milagros del Carmen Ruiz Pizango, ex directora Regional Forestal y Fauna Silvestre de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión de Medio Ambiente de Madre de Dios.

“Con esta operación se ha establecido el modus operandi de esta organización criminal. Lo importante ahora es conocer qué está pasando al interior de las gerencias regionales forestales y de fauna silvestre, de los puestos de control de carreteras y de los puestos de control forestal”, dijo a Mongabay Latam el coronel Jorge Gonzáles, jefe de la DIVIAC.

Gonzáles señala que la razón de que exista tanto tráfico de madera se debe a que hay malos funcionarios que colaboran con los delincuentes. “Se tiene que evaluar qué funcionarios son designados en estos lugares tan sensibles donde sabemos que son corruptibles”.

Lee más | COVID-19 en Perú: ¿cómo enfrentan la crisis las mujeres pescadoras que siguen en cuarentena?

El modus operandi

Tras una labor de seguimiento, interceptación telefónica y participación de agentes encubiertos, se logró identificar a los funcionarios que participaban en esta red de corrupción, así como a quienes se dedicaban al ‘blanqueo’ de madera —como se conoce a la legalización de una carga ilegal— y la comercialización del producto.

la investigación duró casi tres años. foto: diviac.

Según la resolución judicial que autorizó el operativo, al que Mongabay Latam tuvo acceso, una de las primeras zonas de operación de esta organización criminal fue el centro poblado Boca Unión, en el distrito de Laberinto, provincia de Tambopata. Esta sería una de las rutas –señala el documento– por donde transitaban trailers con madera ilegal extraída de la Concesión para la Conservación Los Amigos con dirección a la región Cusco.

Los Amigos es la primera área de conservación privada entregada por el Estado en el año 2001 a Conservación Amazónica (ACCA), una organización dedicada a la investigación y protección de bosques.

Para que la madera extraída de forma ilegal pueda ser transportada como si se tratase de un producto legal, indica el documento, esta red de corrupción contaba con tramitadores que operaban en Puerto Maldonado y que servían de enlace con los funcionarios de la Gerencia Regional Forestal y de Fauna Silvestre del Gobierno Regional de Madre de Dios, quienes a su vez se encargaban de proporcionar las Guías de Transporte Forestal (GTF) y otros documentos con información falsa.

“En la investigación descubrimos a funcionarios del estado que haciendo mal uso de su cargo generaban documentos para que la madera de procedencia ilegal sea trasladada como si se tratase de un producto legal”, dice el coronel Gonzáles de la Diviac.

Entre los detenidos hay funcionarios en actividad del gobierno regional de Madre de Dios. Foto DIVIAC.

El GTF y otros documentos con información falsa eran fundamentales para que la madera extraída de forma ilegal de lugares protegidos pueda ser transportada como si se tratase de un producto lícito. Así era como esta red criminal lograba sortear los puestos de control ubicados en las carreteras que llegan hasta Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios, y a los situados en las vías que conducen a Cusco y a otras regiones del Perú.

Este mecanismo de uso de documentos oficiales con información falsa es una práctica de lavado de madera en toda la Amazonía peruana, situación que expuso Mongabay Latam en su especial Bosques saqueados, que revela la forma en que se falsifican documentos para legalizar la madera obtenida de forma ilícita y que proviene muchas veces de áreas naturales protegidas, espacios donde está prohibida la extracción de árboles.

La Carretera Interoceánica Sur era otra de las rutas usadas por la mafia para sacar la madera desde los bosques. En esta vía, a la altura del kilómetro 288, existe un desvío que llega hasta el puerto San Carlos, en el río Inambari. Desde ahí trasladaban la madera por vía fluvial hasta el centro Poblado Boca Colorado, donde esperaban los camiones para llevar la madera hacia otras regiones.

A lo largo de la investigación policial se logró identificar a los principales ‘blanqueadores’ de madera de Madre de Dios. La DIVIAC pudo establecer que en total 15 personas se dedicaban a conseguir los documentos falsos para transportar la madera como si se tratase de un producto legal.

Tala ilegal en la Concesión de Conservación “Los Amigos,” identificada con sobrevuelo de dron. Fuente: ACCA.

Una de ellas es Edith Huaricancha Arenas, conocida como ‘Yayita’, que según la Policía sería una de las personas dedicadas al ‘blanqueo de madera’ más conocidas en Puerto Maldonado. “Hemos logrado la captura de la ‘blanqueadora’ más conocida en Madre de Dios, ‘Yayita’, quien tiene contacto con todos los funcionarios. Ella huyó al Cusco y al conocer de la operación intentó escapar del hotel donde estaba hospedada, pero la DIVIAC logró su captura”, señala Gonzáles.

Según información de la Policía, consignada en el documento judicial, el ex gerente regional Robert Nishida mantenía contacto frecuente con Huaricancha Arenas.

Además de conseguir la documentación adulterada, parte del proceso de blanqueo de madera, los agentes de la policía pudieron establecer que estos personajes garantizaban el transporte de la mercancía desde el centro de acopio hasta Puerto Maldonado, pasando por los puestos de control sin ningún inconveniente.

Para ello, señala la Diviac, contaban con funcionarios del gobierno regional que trabajaban en los puestos de control y colaboraban con la red criminal. Entre ellos Gerson Sánchez Díaz, jefe de Control y Supervisión de los puestos de control de la Gerencia Regional de Flora y Fauna, quien ha sido detenido y que, según los agentes de la policía, se encargaba de designar a los funcionarios en los puestos de control para que faciliten el paso de la madera con documentación fraudulenta.

La tala ilegal en Madre de Dios también ha sido registrada con equipo de alta resolución instalados en aviones de la FAP. Foto: CEVAN / FAP.

“Los nombres de las personas dedicadas al blanqueo que aparecían en las guías solo se registraban durante un día en los puestos de control y luego desaparecía ese rastro. Por tanto, podían pasar nuevamente con más madera sin que la información anterior esté registrada”, explica el coronel Gonzales sobre el nivel de corrupción que existía en los puestos de control. Es decir que los datos de quienes transportaban la madera con información falsa eran borrados de los sistemas de control en los puestos de vigilancia de las carreteras, como si nunca hubiera existido la persona ni la madera.

Hasta el momento han sido 29 personas identificadas por la DIVIAC y la Fiscalía entre funcionarios del gobierno regional y de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT), policías, personas dedicadas al blanqueo y comercializadores de madera. De ellas, 17 han sido capturadas.

El Procurador Público del Ministerio del Ambiente, Julio Guzmán, señala que este operativo se realizó bajo la ley 30077, que corresponde a organizaciones criminales y que aplica para funcionarios.

Guzmán mencionó que si bien las investigaciones están a cargo de la Fiscalía de Delitos de Corrupción de Funcionarios, hay una suma de delitos que involucran también a la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental. “He puesto a disposición del fiscal del caso a todo mi equipo para las acciones que sean convenientes”.

El operativo policial se realizó el martes 25 en la madrugada en Puerto Maldonado y Cusco. Foto: Diviac.

Entre los delitos que se consideran en este proceso están los que atentan contra los recursos naturales y contra la fe pública; los de falsificación y uso de documentos públicos falsos; delitos cometidos por funcionarios públicos en la modalidad de cohecho, y el delito contra la tranquilidad pública en la modalidad de organización criminal.

“Los delitos más graves, en este caso, son los de corrupción cometidos por los funcionarios. En el proceso vamos a participar dos procuradores, de anticorrupción y nosotros”, dijo Guzmán.

Lee más | Perú: destruyen campamentos, dragas y motores usados para minería ilegal en el Pariamanu

Bosques que se pierden

“Nosotros hemos sido uno de los muchos afectados” dijo María Elena Gutiérrez, directora de Conservación Amazónica (ACCA) a Mongabay Latam en referencia a la tala ilegal selectiva a la que está expuesta la concesión Los Amigos.

Durante el operativo también se allanaron 21 inmuebles. Foto: DIVIAC.

Gutiérrez manifestó que en el 2019 lograron hacer un análisis temporal de cómo se había visto afectado este bosque por taladores ilegales. “Tenemos casos de tala ilegal desde hace años. Y gracias a las imágenes satelitales pudimos comprobar lo que habíamos perdido desde el 2016”. La directora de ACCA agrega que el uso de la tecnología permite ahora tener información precisa de los daños que ocasiona la tala ilegal en el bosque, información que también fue entregada a la DIVIAC durante el proceso de investigación.

Gutiérrez remarcó que Los Amigos tiene alrededor del 30% de su territorio afectado por la tala selectiva, que en este caso corresponde principalmente a la especie denominada comúnmente tornillo.

El ex director del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), Luis Alberto Gonzales-Zúñiga, que denunció en una entrevista con Mongabay Latam haber sido removido de su cargo por presiones del sector forestal, señaló que durante su gestión recibió múltiples denuncias de tala ilegal en Madre de Dios.

Gonzales-Zúñiga recordó que durante la pandemia los taladores ilegales continuaban afectando los bosques y recordó que apenas el gobierno peruano autorizó la reactivación del sector, en Madre de Dios había más de 130 camiones con grandes volúmenes de madera listos para su traslado. “Era imposible que esa cantidad de madera se hubiese talado en solo cuatro días, que era el tiempo transcurrido desde que se reactivó el sector hasta que llegaron los pedidos de autorización para el transporte de la madera. Eran filas de camiones con madera que definitivamente se había talado durante la pandemia”.

Los detenidos afrontan delitos por corrupción y daños ambientales. Foto: DIVIAC.

El ex director de Serfor señaló que el ex gerente forestal Robert Nishida, detenido en este operativo, era una de las personas que se oponían a los cambios en el sector forestal de la región. “Cuando asumió la gerencia forestal en reemplazo de Harry Pinchi desbarató todo lo que se había avanzado en esa región”.

Gonzales-Zúñiga también mencionó las presiones y amenazas a los que estuvieron expuestos los funcionarios regionales que intentaron aplicar los planes de trazabilidad de la madera y ordenar el sector en Madre de Dios.

Tras la salida de Gonzales-Zúñiga del Serfor, Nishida fue uno de los tres gerentes forestales –los otros dos fueron Marcial Pezo de Ucayali y Kenyi Terán de Loreto– en firmar una carta manifestando su apoyo al Ministerio de Agricultura y Riego por la remoción del director de Serfor.

El coronel Jorge Gonzáles de la Diviac señala que este es solo el inicio de todo el trabajo de desarticulación de esta banda criminal. Explica que esta investigación se inició en base a denuncias por corrupción de funcionarios y que en los casi tres años que duró el proceso se fue descubriendo su relación con la tala ilegal. “En una siguiente etapa corresponde determinar los lugares críticos de donde salen los productos”.

* Imagen principal: Operativo contra red de tala ilegal en Madre de Dios. Foto: DIVIAC.

El artículo original fue publicado en Mongabay Latam. Puedes revisarlo aquí.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en Latinoamérica puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.


Escrito por

Mongabay Latam

Mongabay Latam es una plataforma de noticias ambientales, científicas y de conservación en español.


Publicado en

Mongabay

Mongabay Latam es una plataforma de noticias ambientales, científicas y de conservación en español.